miércoles, febrero 21, 2007

El maravilloso mundo de las MODAS MONGOLAS

La moda. Desde que el ser humano existe, existe la moda. Puedes estar mas o menos metido en este frívolo mundillo pero jamás de los jamases puedes escapar por completo de sus insidiosas redes.

Así que si eres uno de esos Freaks Pajeros que se enorgullecen por no pisar un Zara o un Springfield para vestir como todo hijo de vecino, que sepas que aun así sigues estando dentro de ese circulo vicioso llamado MODA.

Desde el bakala más descerebrado que se deja mullet y viste con camisetas rosas, al Frakonte asocial que siempre viste la misma costrosa sudadera de Megadeth, pasando por los perroflautas rocksteady más radicales, todos ellos van a la moda según su grupo de referencia.

Por qué te preguntaras. Sencillo: siempre deseamos ser aceptados por nuestro grupo, aunque este sea un grupo marginal marginal.

El Yumas será mas aceptado en la Spook si viste una camiseta hecha como de retales 5 tallas menos, apretada en sus inflados pectorales, como si de un CONDON se tratase.

Nelson José será más aceptado en su grupúsculo de aprendices de gangstas si viste una de esas simiescas sudaderas 5 tallas más grandes, amarilla y negra en la que se lea con letras bien grandotas la palabra RESPECT.

Fernando Abarca será mas aceptado en su grupo de rol de “Vampiro la mascarada y tendrá una posibilidad de tocarle una teta ( a cambio de una carta de Magic de inconmensurable poder ) a su amiga gótica si viste su sudadera mugrienta de Megadeth …así podríamos seguir colectivo por colectivo , miembro por miembro. Ya sabéis que en Aguachumein para liberarnos de carga cognitiva preferimos reunir a la gente por TAXONOMIAS.

Pero hablemos de la moda. Cuando empieza nuestra pasión por la moda. La moda siempre esta ahí, desde nuestra mas tierna infancia. En esa época, en la que somos auténticos perversos polimorfos dominados por potentes pulsiones sexuales, la moda aparece en la única forma que es posible, ya que por influencia paterna y dependencia económica es imposible “crearte” un estilo. La moda en la infancia aparece en forma de pequeñas posesiones materiales.

Los nanos (por lo menos antes, ahora son aprendices de chuloputas gangstas y preteens de sumiso carácter y temprana afición por el sexo oral) manifiestan las modas acumulando toda clase de pequeños objetos, en su mayoría absurdos e inútiles.

Si el vecino lo tiene y el hamijo de clase también, tu vas a ser menos? NO. Este articulo es un pequeño compendio de artículos mongólicos, que en su día hicieron las delicias de muchos de los que escribimos en este blog.

Lejos de tener una utilidad concreta, para lo único q servían era para ser cools y no ser rechazados por el grupo. Por supuesto faltan muchos objetos y agradeceríamos en los comentarios de este artículo una pequeña reseña de estos para ir ampliando la lista .Sin mas preámbulos…comencemos:

LOS CHINITOS DE LA SUERTE, CHUPETES DE LA SUERTE, POLLAS EN VINAGRE DE LA SUERTE:

Que tendremos los latinos que estamos tan sumamente obsesionados con la suerte. Por que creedme hamijos míos, los únicos q tuvieron suerte con todas esta movidas eran los creadores de tan mongólicos accesorios, comprados compulsivamente por catetos supersticiosos capaces de pensar que su vida amorosa depende de algo tan gilipollas como colgarse en el llavero un trozo de madera atado con un hilo.

Estos astutos ejecutivos, y los niggas nigerianos que los vendían (los cuales atónitos y acostumbrados a recibir la mas terrible de las indiferencias observaban como por una vez en su vida la gente iba a ellos a comprarles su mercancía y no a la inversa) fueron los grandes beneficiados de esta absurda fiebre.

Los chinitos de la suerte son quizás una de las primeras modas mongólicas que mi turbia mente recuerda. Básicamente eran unos monigotes de madera pintados de colores y atados a un hilo. Cada color representaba suerte en un campo y solían colgarse por ejemplo en las llaves. Yo personalmente tenia un chinito de la suerte de tangue, compuesto por 2 piezas, sin cara, y además era simplemente de color AZUL. Ni que decir tiene que el no tener un chinito de la suerte “original” era motivo de exclusión social infantil cuando la conversación se centraba en estos pequeños abalorios de madera.

Con mas claridad recuerdo los imbéciles “chupetes de la suerte” ya que lo de los chinitos tenia su gracia, pero el colgarse un chupete de plástico de colorines era de juzgado de guardia.

La imagen de ver a mas de media población adolescente rememorando su pasado oral, chupando compulsivamente un chupete de plástico duro atado a la misma cadena de oro de su comunión, es un icono que aun hoy en día rememoro en esas largas y sudorosas noches de pesadilla que todos pasamos en ocasiones.

LA MANO LOCA:

Si mal no recuerdo llego a cohabitar con los chinitos de la suerte en los casposos años 80.Servidor como no podía ser menos, tenia una (de color rojo).Su precio aun lo recuerdo, 25 pesetas. Solía venderse dentro de una bolsa de plástico transparente, junto con un papelito, donde a modo de cómic podíamos ver las utilidades de este artilugio. Si mal no recuerdo, las utilidades oscilaban desde coger dinero del suelo (para devolvérselo a un tipo que lo había perdido) hasta hostiar a unos gamberros.

El final de este breve comic de 3 viñetas era un niño feliz diciendo “Gracias mano Loca¡¡”.Pero la realidad distaba mucho de lo visto en este comic. La mano loca era un filamento de plástico que terminaba emulando la forma de una mano, fabricado de un plástico pegajoso que al tocar 2 o 3 cosas perdía su poder adhesivo. Para que lo recuperase según las instrucciones debíamos lavarla con agua y jabón aunque solo con agua valía. El problema es que la mano loca ya no era la misma, perdiendo su cristalino color a uno más parduzco y asqueroso.

Sus utilidades? A diferencia de lo indicado en las instrucciones, la mano loca ni servia para defenderse ni para coger cosas. Para lo único que servia era para:

Para flagelar a alguien con ella a modo de látigo

Para putear a alguna niña de clase q le diese asco (parecía un gusano y su tacto era repulsivo)

Y la mejor de todas: para hacer carreras en las paredes. Consistía en coger 2 manos locas con potencial pegajosil, hacerlas una bola y estamparlas contra la pared. La mano loca q llegaba antes al suelo sin desprenderse ganaba. Emocionante como las carreras de galgos (O mas).

La mano loca no fue un objeto mongo sin mas. Fue el icono de una generación, siendo además relanzada en sucesivas ocasiones, viviendo un ciclo vital de unos 10 años de vida. Fue regalo estrella de los Phoskitos y de otros muchos productos de bollería y/o patatas fritas, además de ser rediseñada en los años siguientes en forma de bola pegajosa, de pulpo pegajoso y demás. Pero como la primigenia y original mano loca de 25 pesetas…NINGUNA.

GASTARSE 20 DUROS EN CHICLES:

Aquí intento englobar todas esas colecciones de cromos y chicles de duro que hicieron furor en los años 80. Lejos de las mariconadas actuales, y esos chicles asépticos que intentan vendernos, los chiles de aquellos años tenían un simple y potente atributo que obligaba a comprarlos en cantidades industriales: UN CROMO.

El cromo, normalmente un adhesivo cutre pegado en papel encerado, solía reflejar una serie y/o película de moda. La calidad de estos chicles era simplemente nula, siendo un trozo de goma 2 con ingentes cantidades de azúcar y un sabor a fresa plastificada que aun hoy en día retumba en nuestro sistema límbico.

Por que comprábamos estos chicles de manera compulsiva? Algunos solían traer aleatoriamente regalos, como los chicles de Batman y en ocasiones te tocaba una pegatina con el escudo del murciélago BASTISIMA (recordemos, finales de los 80, pleno apogeo de la Spook, por lo que aquel con una pegatina de un murciélago en su cuaderno, era el autentico amo del colegio por la similitud de ambos logos ).

Otros prometían un fastuoso regalo si completabas un álbum. Los mas rastreros traían consigo una especie de rascador que emulaba una maquina tragaperras, y si salía una jugada premiada podías elegir un regalo, una maquinita de estas LCD tan codiciadas en los años 80.Esto promovió en mas de un infante una predisposición a padecer futuros problemas de ludopatía.

Pero sin duda, recuerdo 3 colecciones de chicles/cromos que me han traumatizado. Las 3 colecciones que como un adicto te obligaban a ir al kiosco y gastarte toda la paga de la semana en chicles, que posteriormente solías tirar, o masticarlos todos simultáneamente en pleno acto de despecho y rabia.

La primera data de los profundos años 80.Con el nombre de “Sabias que?” los chicles nos prometían regalarnos un guapísimo robot teledirigido si completábamos un álbum donde se pegaban cromos ( de papel encerado sin adhesivo ) en los que nos contaban curiosidades sobre la naturaleza. Ni que decir tiene que de los 25 cromos que componían la colección, tan solo salían 5 repetidos compulsivamente, con el resultado frustrante que conllevaba.

Otra mítica colección trataba sobre videojuegos de Spectrum y cada cromo era una alucinante portada de estos videojuegos, algunas ilustradas por Luís Royo o Corominas .El premio al completar un álbum, era un flamante Spectrum. Como la anterior colección, el rango de cromos que salían era muy escaso por lo que conseguir el premio era poco menos que imposible. Si querías un Spectrum , lo mejor por aquellos tiempos era comerles la cabeza a tus padres con el mítico argumento de que Te ayudaría a hacer los deberes

Pero el trauma infantil, lo que me obligo a aborrecer los chicles fue la colección de GI JOE. El álbum era minúsculo (unos 30 cromos adhesivos). En cada cromo podíamos ver una descripción de estos belicosos y fachas monigotes que velaban por la paz mundial .La putada de estos cromos no era como en los de “Sabias que “, donde el margen de cromos era de 5 unidades , sino que aquí todos eran relativamente frecuentes…excepto uno…

TOXO VIBORA (no confundir con un toxicómano leyendo el Víbora) era el puto cromo que a todo el mundo el faltaba. Servidor JAMAS llego a ver ninguno y eso que absolutamente todo el mundo, como gilipollas, comían chicles de Gi Joe para completar el álbum y conseguir el premio (creo que eran 3 figuras y un vehiculo).

Recuerdo el ir al kiosco, comprar 20 duros en chicles, salir, abrirlos compulsivamente y acto seguido darle los chicles a un perro, o simplemente tirárselos a la cabeza de alguien. Con la frustración y perdida de dinero que conllevaba.

Y con las pegatinas repetidas, muy típico era el ir a un portal y forrarlo con ellas (además eran estas pegatinas hijasdeputa que al quitarlas dejaban todo perdido de restos de pegamento y papel ) o hacer mil y una putadas por el estilo.

Así que deje de comer chicles y esos 20 duros casi diarios los metí en una hucha. Al poco tiempo tuve suficiente pasta ahorrada para comprarme mis 3 Gi Joes (no me llego para un vehiculo…pero menos es nada)

LAS FOTOCOPIAS DE DRAGON BALL/CARTAS PERFUMADAS:

A principios de los 90 España sufre lo que los frakontes Otakus llaman “invasión del anime “. En TELECIRCO , una cadena de televisión privada que rozaba el tercermundismo por aquel entonces, basando su programación en tetas de mulatas, músicas caribeñas y demás mierdas, infecta su parrilla con series de animación japonesas, muchas de ellas recicladas/censuradas de sus versiones italianas ( aun mas casposas ).

Y entre todas estas series (caballeros del zodiaco, Lupen III) reluce una especialmente. Fue la primera en emitirse, principalmente por cadenas autonómicas en el lenguaje de cada provincia. Así, desde “As Bolas Máxicas “( si no me equivoco ) de Galicia , al “ Bola de drac “ de los canales en catalán y valenciano , Dragon Ball supuso todo un fenómeno, un shock del que aun hoy en día muchos se están recuperando.

Por aquel entonces, al igual que hoy en día existían las tiendas de comics. Solo que lejos de esas sobrecargadas tiendas de mechandising que tenemos hoy en día, infectadas por Emos comprando tomos de BLEACH, aquellas eran mucho mas sobrias y se nutrían fundamentalmente de la venta de comic book americano, y coleccionismo de comics nacionales.

Pero algún iluminado trajo algún tomo de Dragon Ball japonés. Y como por aquel entonces los infantes no tenían la suficiente pasta para pagar uno de estos libros (que recuerdo q valían una autentica pastaza, en torno a las 2500 pesetas y encima estaban en japonés) decidieron fotocopiarse las partes de este que mas CHANABAN. Como el resultado no quedaba del todo cutre, fue imitado, por el mismo mecanismo absurdo que se rigen todas las modas.

Lo mítico de esta moda fue su evolución y es que todo lo relacionado con Dragon Ball se fotocopiaba, con la consecuente cara de asombro del dependiente cuando iba algún nano a fotocopiar cosas tan bizarras como una camiseta de dragon ball.

Se fotocopiaban los Posters que regalaban con las papas, las pegatinas de los yogures, las carpetas…se hacían collages entre varias fotocopias, y para evitar los desperfectos de la sucesiva copia, se repasaban y/o pintaban .También circulaban dibujos creados por aficionados, dibujos calcados por los nanos en la pantalla de la tv, paralizando la imagen grabada en video ( cuantos cabezales murieron por aquel entonces ) , y lo mas mítico, los codiciados dibujos porno de Goku.

En uno taladraba a Bulma por detrás mientras le salía a esta el nabo por la boca, mientras que Goku decía aquello de “ Allargat bastó magic ¡¡”. En otro salía Bulma (objeto de las húmedas fantasías de todos los infantes) rodeada de nabos lefadores, rollo bukkake. Pese a que llegue a ver alguna de estas jamás pude conseguirlas.

Como contrapartida a la fiebre de las fotocopias, las niñas coleccionaron cartas perfumadas. Cientos, miles de hojas archivadas en libros , reventándolos por sus lomos, coleccionadas con una finalidad no muy clara .

Llegue a conocer a niñas capaces de irse a Valencia capital a recorrer las tiendas de todo a 100 en busca de libretas perfumadas exóticas y desconocidas . Lo que más recuerdo es el momento en que alguna niña del colegio te enseñaba ceremoniosamente su colección, y como al abrir la carpeta o libro en cuestión, salía un olor químico, como a insecticida, que te pegaba tal hostia de la que era difícil sobrevivir. Como la gran mayoría de modas mongolas, de un día para otro, ambas modas (las fotocopias, y las cartas perfumadas) desaparecieron.

LAS BOLAS EXPLOSIVAS:

Los que hoy en día rozamos los 25/30 años debemos de tener un sistema inmunológico de autentico granito, ya que el 80% de los juguetes que poseíamos eran tóxicos .El blandiblub, los collares estos fluorescentes…y las bolas explosivas.

Básicamente eran 2 bolas de piedra recubiertas de fósforo, por lo que al chocarse emitían una pequeña explosión y un pestazo a cerillas de la hostia. Una buena idea de no ser por estar recubiertas de un material venenoso que obligo a su pronta retirada del mercado. Por cierto se vendían en contacto con las gominolas y su precio era de unas 75 pesetas.

LA PULSERA DE HIERRO QUE SE AJUSTABA SOLA A LA MUÑECA:

A finales de los 80 principios de los 90, lo cibertrónico estaba de moda. Las cosas mecánicas que parecían vivas arrasaban. La música Tecnho era la BSO de nuestras vidas. Esto puede verse reflejado en manifestaciones culturales como el cine, la literatura, los cromos y las cajas de cereales (y en ningún sitio más).

Esta pulsera metálica combinaba en un mismo ítem un objeto cool, el sonido metálico que emitía cuando se ajustaba, y sobre todo la inutilidad mongólica de estos artículos que estamos comentando.

Básicamente se trataba de un trozo de fino metal alargado, forrado por una tela estampada con motivos cherokees de tangue, cuya esperanza de vida era proporcional a la calidad de sus materiales (es decir, minutos).

Se adquiría en kioscos y su precio oscilaba en torno a las 100 pesetas. Lo guay de esta pulsera es que quitada era una lámina alargada, que al golpearla en nuestra muñeca, se acoplaba a su forma de forma completamente automática. A los 2 o 3 movimientos de quita y pon empezaba a joderse, no se ajustaba bien, perdía elasticidad, etc.

Lo más mítico de este objeto fue cuando a algún iluminado le dio por quitarle la parte de tela que forraba la banda de metal, dejando unos afiladísimos bordes como cuchillas, que para colmo, se encontraban excesivamente cercanos a un sitio tan vital como son las venas de las muñecas. Pero oye, sin la tela quedaba más grunge.

Desgraciadamente lo q tuvo que pasar paso, en mi colegio una niña se corto las venas de parte a parte jugando con una de estas pulseras de metal sin forro de tela. Si mal no recuerdo creo que su venta fue prohibida, por lo menos en la comunidad valenciana .En cuanto a la niña, sobrevivió (por desgracia)

EL COLLAR DE PUNTILLA QUE IMITABA UN TATUAJE EN EL CUELLO:

Saltamos adelante unos años y nos plantamos a mediados de los 90. Algún tipo avispado saca a la venta un artilugio por el que cientos de miles de niñas (y no tan niñas) suspiran y hacen cola para adquirirlo. Básicamente era una especie de collar realizado como con hilos elásticos, que una vez colocado, y visto de lejos emulaba un tatuaje que rodeaba el cuello de la susodicha.

Los puntos de la Protojenny en la escala de la carne aumentaban enormemente cuando se colocaba esta especie de sambenito putil. Para más INRI, había de varios colores.

Mítica es una escena que tengo grabada a fuego en mi memoria en la que hablé con una chica que llevaba uno de estos absurdos collares.

La chica estaba tirando a fanegas por lo que tenia un “cuello toro” nada concordante con su edad. Por desgracia el collar le iba algo estrecho por lo que podían observarse minilorzas que pugnaban por salir de esa prisión de hilo. Algo esperpéntico.

LA CAMISETA DEL MERCADILLO CON UNAS MANOS EN LAS TETAS Y EL LEMA DON´T TOUCH :

Cohabitó temporalmente con el collar de puntilla, la combinación de ambos productos made in mercadillo de gitanos permitía llegar a la Jenny en cuestión a un nivel de nirvana superior por el módico precio de una moneda de 100 duros. Básicamente esta camiseta fue una especie de boom que toda hija de vecina llevaba.

La camiseta, negra zaina, era adornada con unas cadavéricas palmas de manos que rodeaban cada lustrosa teta .Debajo, el anacrónico lema “ Don´t Touch” ( no tocar).

Llegue incluso a ver una versión en pantalón donde las manos estaban situadas en el culo .Y si, antes de que me lo preguntéis, he llegado a ver a tías con la camiseta y el pantalón a juego. Solo les faltaba otra mano pintada, y os aseguro que no es en la entrepierna.

LAS PULSERAS DE GOMA :

Son el perfecto paradigma de moda MONGOLA, y de su estudio podremos concluir una gran cantidad de cosas muy interesantes. De propagación relativamente reciente ( unos 2 o 3 años) estos auténticos grilletes de goma ( gracias biblioteca de Mufasa ) conquistaron y lavaron el cerebro a partes iguales no solo a los niños de hace unos 2 años, también a toda Jenny y bakala que se puso a tiro.

Los ingredientes? Todos los básicos para que se de una autentica plaga gilipollas.

Primero, el inicio de la moda fue en una época estival. Que tendrá el verano que permite que las neuronas se aturdan y la gente termine realizando conductas anormales como esta .Ocurrió con los chinitos de la suerte, ocurrió con los chupetes y de nuevo ocurrió con las pulseras de plástico. Si quieres lanzar una moda mongola, hazlo en época de calor. Triunfara más.

El segundo ingrediente era la supuesta “Labor social “de estas pulseras. Así cada color representaba luchar a favor o en contra de cosas como el racismo, el sida (o sidra), el cáncer, el sagitario…Daba igual que el Jonah fuese un facha de cuidado, y que militase en España 2000, su pulserita negra y blanca entrelazada denotaba un enorme respeto ( o respecto) por todas las razas ( mientras estas jueguen a fútbol, no hablen y metan goles off course)

El tercer y vital aspecto fue el apoyo que esta moda mongola recibió de grandes celebridades del mundo de la farándula, es decir los FUTBOLISTAS. Si Beckam se pone una pulsera así y protagoniza anuncios de maquinillas de afeitar mientras macizas lo soban lascivamente, que menos vas a ser tú.

Al día siguiente ibas al punto de venta particular (3 eurazos por un trozo de plástico) a por tu pulsera de goma ya que por identificación creías que con dicha pulsera aumentarías un escalón de éxito en tu vida social y sexual.

El problema de dichas pulseras es que su éxito fue tan arrollador que el mensaje se corrompió, existiendo miles de diferentes colores, algunas con mensajes contradictorios. Nosotros incluso tenemos unas PERSONALIZADAS, ya que nigro curraba en una empresa de inyección de plástico. Nuestros lemas son con mantras tan míticos como: CALDOFDRAN POWER , o GUS ES GAY.

LAS CARTAS CON LA PESETA PEGADA

La ultima de las modas MONGOLAS, y decimos moda por que podían pasar años sin recibir una, o en 1 mes recibir 20. Antecesor del spam de hoy en día, consistía en una carta fotocopiada hasta la saciedad, donde se decía que el original se encontraba depositado en un museo y que en caso de no enviarse 20 copias con 20 pesetas pegadas en X tiempo, una enorme desgracia caería sobre nosotros.

Absurdo e idiota a partes iguales, yo siempre que recibía una, despegaba la peseta y solía gastarla comprando chicles de peseta (que existían) o unos palitos de regaliz finísimos con un precio de 2 por peseta.

Aunque ahora que lo pienso igual por eso me va la vida como me va hoy en día JAJAJ.


Y sin más terminamos este mastodóntico artículo con el cual hemos recordado algunas de estas modas gilipollas, entrañables y míticas a partes iguales. Hoy en día es prácticamente imposible que algunas de ellas se repitan. Otras se han adaptado a los nuevos tiempos , conviviendo aun hoy en día entre nosotros .Pero todas ellas tienen algo en común, son modas gilipollas capaces de rebajar al ser humano a lo que es , un autentico GILIPOLLAS.

Y tu, yo, y el de mas allá, hemos pasado por su aro en alguna ocasión. Así que no te sientas tan especial y presumas de ser un inadaptado social. Si eres teen tú también coleccionaste cartas perfumadas. Y si eres un tío, seguramente buscaste como loco las fotocopias porno de dragon ball. Aunque lo niegues, formas y formaste parte de ese ciclo sin fin que es LA MODA.

20 comentarios:

Eskorbutin dijo...

JJAAJAJAJAJ ULTRAMITICO.

PD: QUEREMOS EL ARTICULO ILUSTRADO CON ESAS PULSERAS DE GUS ES GAY

Anónimo dijo...

q recuerdos xDDDDDDDDDDDD

javimonorra dijo...

Bueníssimo, el tema da para una segunda parte con artículos como:
-los sobres de soldaditos a 5 duros
-los chalecos tejanos para ellos
-y los chalecos de ganchillo que parecian cortinas hechas por la abuela para las yennis.
-los flequillos abombados hacia adelante con 3 kilos de laca para las yennis
-las pegatinas de la ruta en el coche y en las carpetas
-las cruzadas de cuero
-la bomber en verano para todo buen bakala que se precie
-y más, seguro que hay más...

Babyshamble dijo...

-Camisetas de algodón con un dibujo de un chaleco vaquero.
-Los putos tazos
-Las putas peonzas (instrumento mortal donde los haya)
-Los avioncitos que regalaban con los phoskitos y que en la punta les ponias un plastiquito con un poco de pólvora. Al tirarlos al aire y caer pegaban un petardazo
-Zapatillas con luces
-Zapatillas con cámara de aire
-Pantalones con botones Adidas o sucedáneos
-Dejarse una coletilla en el pelo, cerca de la oreja
-Los pendientes en la oreja.
-Hablar como Chiquito de la Calzada

Y como han dicho, seguro que hay muuuchass más...

Anónimo dijo...

Recuerdo que de peke compraba todas esas chuminadas de la suerte, vamos, me vais a decir a mi que de crios no flipabais con las zapatillas de deporte con luces o no os poniais laca en el flekillo al estilo yennis como dice Javi Monorra,o los chicos llevaban la cabeza rapada a cero y se dejaban el flekillo ese hacia alante tan garrulo, que tiempos.

Lizardus dijo...

Yo lo del flequillo y las zapatillas de deporte no ( vamos en mi colegio te ponias eso y te caneaban vivo ) pero las mongolidades de la suerte, a miles JAJAJ.

He olvidado poner en el articulo las RUPERTAS DE LA SUERTE , un artilugio de plastico con la misma leyenda que los chupetes y su correspondencia suerte/colores.

O el boli ese de forma falica con tinta perfumada y mil colores. Habia alguna niña que no lo tuviese ???( y sabemos que no era por los colores WHAJAJAJA )

pekeña mota dijo...

juas!! muy bueno ^^
creo que he tenido la gran mayoria de cosas que relatas:
un chinito de madera, un chupete azul (mi madre no me dejaba ponermelo porque daban alergia o no se que historia), varias manos locas (me encantaban!!) , varias colecciones de pegatinas de chicles (acabé solo la de la barbie, que verguenza xD), cartas de dragon ball, y cartas perfumadas tmb, collar tatuaje, pulseras de goma y pre-spam analogico(cadenas de cartas)!!
juas, que tiempos xD

weno, saludos =^_^=

Anónimo dijo...

cabria mencionar modas tan absurdas como los gogos (simples trozos de plastico que te costaban un riñon)o los miticos tamagochis (no recuerdo como demonios se escribe...), en cuanto a mis modas, recuerdo con especial cariño la de las peonzas... con una "carnicera" que tenia... cuantos traumas creo esa peonza...

Lizardus dijo...

Que mitico el Tamagotchi. Tenia yo tambien uno y era la polla, de hecho no lo llevo en las llaves pq no lo encuentro jaja.

Hace un par de años sacaron a la venta la version 2.0 de este, que tenia hasta infrarojos para comunicarse con otros tamagotchis, jugar con ellos, y hasta procrear.

Vamso, la polla en verso .

Noe dijo...

Los poster de las Tortugas Ninja y los albumes de la Pandilla Basura!!!!

¿¿(o eso era sólo en Ceuta)??.

Lizardus dijo...

La pandilla basura, que mitica. Si no fuese por que soy un vago escanearia mis 2 colecciones preferidas, la pandilla basura ( incompleta ) y Otros mundos ( Completa , una autentica rareza )

Eskorbutin dijo...

Joder,no se si os referis a una serie de muñecos mosntruosos que sacaron que venian de la basura o algo. Venian en bolsas y no sabias cual te había tocado y esa especie de bolsa se deshacia en agua caliente.. JAJAJAjAJ que mitico.

Noe dijo...

De los de la bolsa me acuerdo vagamente, pero creo q eran más caros q los cromos y en mi casa siempre fuimos algo 'austeros'.

La pandilla basura fue como la iniciación de nuestra generación en el gore. Esa niña comiéndose las uñas hasta dejarse las falanges sangrantes a la vista, no tiene precio. Que pena q no sé dónde acabó la colección.

Las tarjetas de goku sí las tengo ahí, jeje, pero esas le pillaron más de lleno a mi hermano q tiene un par de años menos q yo.

Jeronymous dijo...

AHHHHHHHHHHH!!!!!! Dios.... habeis contado una parte de mi vida con lo del PUTO TOXO VÍBORAAAAAA!!!!!!!!!!!! Pero tal cual la recuerdoooooooo!!!!!!

Eso sí, en Madrid corría el rumor de que, en una ciudad aragonesa (cuyo nombre no recuerdo pero es posible que fuera Soria), se distribuían los cromos del toxo víbora a granel, pero que sin embargo no les salía NI UN PUTO LOGO DE LOS TIGER FORCE!!!! Y recuerdo como todos DESEÁBAMOS COMO PERRAS EN CELO que nuestros padres nos llevaran a esa ciudad a la que no nos unía nada más que un rumor sobre un puto cromo/pegatina.

Otra moda absurda... recordais los TOYS??? Eran otros cromos/pegatina que daban con los bollycaos y que consistían en una especie de simpático extraterrestre verde con antenitas (vamos, como el hijo mongui de piccolo) que decía ingeniosísimas frases dignas de Francisco de Quevedo como:

toy meando
toy corriendo
toy de vacasione (tal cual)
no toy

En donde el susodicho bicho verde aparecía meando, corriendo, tomando el sol y en el último no aparecía, claro...

Y lo cojonudo es que cuando te comías el bollycao en el recreo mostrabas al puto bicho todo orgulloso a los compañeros que, lejos de alertarte sobre tu insuficiencia mental, entraban asímismo en éxtasis con el bicho ese, como si ese "toy meando" fuera una especie de verdad absoluta, como si el toy fuera dios y tu su profeta, y en verdad el reconocimiento social que recibías por mostrarles el toy era un poco así.

Coño... que tiempos aquellos... que viejo que soy ya...

Alex dijo...

Felicidades por el peaso de post!
Los tois fueron míticos, efectivamente, igual que la racha de colecciones de cromos-tongo con premio de cebo y cromo imposible de encontrar (la de los monstruos diabólicos, la de marcas de zapatillas...). En todo caso, el item que más me ha marcado fue la mano loca. En mi colegio la prohibieron por las auténticas guerras que se desataban (recuerdo perfectamente ver cómo un chaval de mi clase le trincó un exámen a otro dos filas delante de un "manazo") y porque, aparte de las carreras de pared, había una técnica muy extendida que consistía en cortar la mano loca en trocitos y lanzarla al techo. Al ser trozos diminutos, la adherencia se perpetuaba. Tenías el (altísimo) techo de la clase lleno de puntitos de colores y, de repente, de manera inesperada, tras años de numantino aguante, acababa por caer un trozo que rompía la monotonía del momento...

YNF dijo...

Es el mejor artículo de los que he leído... que recuerdos, y sí, me acabais descubrir que soy un loco de la moda... sobre todo d elas modelos (no de apsarela).

Jeronimous dijo...

Acabo de recordar... os acordais de la antaño famosa canción, The informer??? Recuerdo que fue popularísima, tanto que no impedía que la cantáramos aunque no tuvieramos ni puñetera idea de qué decía y que sonara algo así como:

The infooormeeeer
asakiti jarati jarachupleeeen
aliki bunbunmeeeen
chaiken mana sisi chakiti sakiti jarachupleeeeen
aliki bunbunmeeenn

Lo recordais???

Otra fue "scatman" pero ese ya es más moderno y a mi ya me dio bastante vergüenza escuchar eso. Sobre todo porque el tal scatman me recordaba bastante a ned flanders y eso de biii papaparopo, papa paropó... parecía que al final diría algo de eso de yiidle-idle-diidle

Anónimo dijo...

que pasa con los tamagoshis??? no habia hijo de vecino que no ubiera extorcionado a sus padres para que se lo comprara simbiolo de madures y responsavilidad aunque no llegara nunca a sobrevivir mas de 3 dias cuando el hijo puta te despertaba 3 noches seguidas lo mandabas a tomar por culo!!

Gatzara dijo...

Brutal, xD.

Hace un par de días, haciendo limpieza, encontré unas cuantas fotocopias de Dragon Ball y recordé que yo solía chanchullear con ellas y otras como Dr. Slump y Sailor Moon, y más adelante con los cromos.

Te has olvidado de las calcomanías Estrella Azul que repartían en las puertas de los colegios y el rumor de que llevaban droga y te volvías yonki si te las ponías, xD.

Anónimo dijo...

pero q mierda de video!!, si no valen pa na, el gordo habla mucho y no dice na, y el otro solo hace que repetir lo mismo una y otra vez sin rapear ni na, y encima se lleva los aplausos...

dios es q los cojo y les pego una hostia a cada uno segun estan hay q los reviento!